El celular ha dejado de ser una simple herramienta de comunicación. Además de ser una fuente de entretenimiento, es también un aliado de los consumidores y por consecuencia para las marcas. Las personas están utilizando cada vez más el smartphone para comprar, lo que ha impulsado el auge del mobile commerce.

En los últimos 6 meses, casi un 80% de los consumidores en el mundo ha comprado un producto desde su smartphone. Tanto es así que este dispositivo es el más usado para las compras online. El éxito de esta tendencia se debe a la accesibilidad, sencillez y agilidad con la que permite hacer las compras en línea.

¿Qué es el Mobile Commerce?

No es más que el comercio electrónico a través de dispositivos móviles, que pueden ser smartphones o tablets. Implica todas las transacciones comerciales y monetarias que se llevan a cabo utilizando estos equipos, sea desde una aplicación o desde un navegador.

Hasta hace unos años, las estrategias de mobile commerce marketing se basaban en el envío de mensajes de texto a los potenciales clientes. Pero ahora, el universo del comercio electrónico a través del celular ha evolucionado y se ha transformado en una estrategia multicanal en la que es posible llegar a los clientes por diferentes medios.

Para muchos, este término puede parecer ajeno, pero en realidad tenemos mucho tiempo utilizándolo. Es muy probable que con frecuencia pidas comida o productos a tu casa por medio de una aplicación como Rappi o Domicilios.com. Gracias a la capacidad de los teléfonos de ahora, comprar con estos equipos es muy cómodo y rápido.

El crecimiento sostenido del comercio móvil ha dejado claro que es mucho más que una tendencia. Hoy en día es el presente y futuro de los negocios. De hecho, se ha estimado que para 2021 el 72,9% de las ventas online se realizarán por medio del celular. Y en Latinoamérica, específicamente, se espera un crecimiento significativo.

Diferencias entre el m commerce y el e-commerce

Tanto el comercio móvil como el e-commerce son compras online, por lo que en líneas generales podrían parecer lo mismo. Sin embargo, no lo son y tienen sus particularidades. El primero es técnicamente una modificación del segundo en la que se toma como punto de diferenciación el medio por el que se lleva a cabo el proceso de compra.

Es decir, en el e-commerce las compras online se realizan a través de una computadora, sea de escritorio o portátil, mientras que en el m-commerce las transacciones se llevan a cabo solo desde dispositivos móviles (smartphone o tablet).

Debido a esta diferencia, el marketing del comercio móvil también cambia. Si bien las estrategias de e-commerce global incluyen el comercio electrónico a través de dispositivos móviles, hay que tener claro que el cliente objetivo del m-commerce es diferente al del e-commerce. Es así porque los hábitos de consumo de cada uno son diferentes.

Los usuarios de m-commerce siempre están al alcance de las marcas porque las personas, literalmente, tienen el dispositivo en su mano. El celular, por ejemplo, siempre está cerca de nosotros y está activo las 24 horas del día, lo que permite que los clientes puedan comprar en cualquier momento y lugar. No es el caso de los usuarios de computador, pues ninguna persona tiene encendido este equipo las 24 horas ni está frente a él todo el tiempo.

Ventajas de su uso

El comercio móvil es más que el e-commerce implementado desde el celular. El comercio a través de dispositivos móviles se ha convertido en una poderosa tendencia de consumo que incluso ha provocado el surgimiento de nuevos servicios como la banca móvil o Uber. Además, poco a poco se está convirtiendo en el canal de venta favorito de muchos usuarios.

Es precisamente por esta razón que, si aún no tienes una estrategia de comercio móvil para tu negocio, deberías comenzar a trabajar en ella. Estos son algunos de los beneficios que podrías obtener.

  • Mayor alcance y accesibilidad

El comercio móvil hace que tu negocio esté más cerca de los clientes. Además, te permite tener presencia en mercados a los que anteriormente era muy difícil llegar. En la actualidad, aproximadamente la mitad de la población mundial tiene un smartphone y dado que toda persona con un dispositivo móvil es un cliente potencial, tienes muchas más oportunidades de vender.

Lo mejor de todo es que con el m-commerce, los usuarios pueden acceder a tu oferta de una manera más fácil. Comparado con la compra tradicional de productos, en tiendas físicas, se trata de un proceso más ágil y cómodo.

  • Mejor experiencia de usuario

En la actualidad, los compradores buscan negocios que les ofrezcan una excelente experiencia de usuario y con esta estrategia puedes lograrlo. Con este tipo de comercio, sobre todo si es a través de aplicaciones, el viaje del cliente puede acelerarse, ya que las apps son 1,5 veces más rápidas para cargar datos y resultados de búsqueda.

Como resultado, los clientes pueden navegar y comprar sus productos de una forma más rápida e incluso interactiva. También pueden hacerlo a cualquier hora del día y desde cualquier lugar, ya sea que estén en su trabajo, en la calle, en el metro, etc.

  • Crea un nuevo canal de marketing

Una gran ventaja a los negocios es que que permite crear un nuevo canal de marketing. Con el mobile commerce marketing puedes llegar directamente a tu público objetivo, lo que puede ayudarte a reducir costos de campañas de mercadeo.

Además, si tienes una aplicación y está integrada con plataformas de redes sociales, puedes incentivar a los usuarios a compartir los productos en sus redes y a difundir la marca. Por otro lado, puedes aprovechar herramientas como el seguimiento de ubicación y notificaciones personalizadas para ofrecer descuentos y aumentar las ventas.

Conclusión y/o Sugerencias

Si quieres hacer crecer tu negocio, el mobile commerce representa una gran oportunidad para lograrlo. Te permite estar cerca de tus clientes para que puedan comprar dónde y cuando quieran, mejora su experiencia de compra y te permite llegar a ellos de muchas formas. Por ello es importante que lo incluyas dentro de tu estrategia de e-commerce.

Recuerda que aunque el m commerce y el e-commerce tienen sus diferencias, el primero forma parte del segundo, y por lo tanto se complementan. La idea es que puedas combinar ambas estrategias, pues mientras más facilidades ofrezcas a tus potenciales clientes, mucho mejor.

Entradas recomendadas