En el desarrollo de páginas web hay que considerar muchos elementos: el tipo de página, qué o a quién va representar, con qué objetivo será creada, etc. Sin embargo, detrás de todos esos elementos que debemos tener en cuenta está el eslabón más importante y el que debería hilar todo el trabajo: hacia quien dirigimos la página web.

Pongamos una perspectiva general del asunto: al día se crean cerca de 800.000 páginas web al día, de las cuales muy pocas tienen éxito en su segmento del mercado. ¿Por qué sucede esto? Precisamente porque no hay un diseño pensado en el usuario. Y no necesariamente es fracaso de sus estrategias de marketing, ya que un mal producto sencillamente no será fácil de vender.

¿Qué es una página web amigable?

Una página web amigable es aquella que es fácil de entender, con secciones encontrables, diseño acorde a lo que se quiere comunicar, información bien estructurada y con alto índice de lecturabilidad.

En sí todo lo que se menciona con anterioridad corresponde a un simple objetivo que muchos han obviado y es sumamente importante: evitar la frustración del usuario final. Esto se logra incluyendo activamente al usuario en el desarrollo de páginas web.

Desarrollo de páginas web centradas en el usuario

wireframes en un cuaderno

Para hacer desarrollo de páginas web centradas en el usuario es necesario conocerlo. Y no se trata de lanzar generalidades o plasmar lo que se imagina, sino que en verdad debemos conocer quién es esa persona que nos visitará. Esto solo se puede lograr con un acercamiento directo con el usuario o, al menos, contar con estadísticas claras que nos den una idea lo más acertada posible.

Y es que, si bien datos como la edad, posición geográfica u ocupación geográfica pueden darnos luces sobre cómo diseñar, lo cierto es que también necesitamos otros datos concretos. Las siguientes preguntas nos ilustran un poco sobre lo que necesitamos saber.

  • ¿El usuario consume mejor contenidos visuales o escritos?
  • ¿Se siente más atraído a un ambiente formal o informal?
  • ¿Hace uso frecuente de la tecnología?
  • ¿Cómo utiliza la tecnología?
  • ¿Qué dispositivos usa?

Estas son solo unas cuantas preguntas de muchas que se pueden hacer. Sin embargo, esto puede llevarnos a crear una primera versión de nuestra página web que nos acercará a una versión más amigable. Desde luego la complejidad de la página web, así como el nivel de detalle que queremos lograr, nos obligará a investigar mejor.

Las grandes empresas suelen incluir al usuario durante el proceso de diseño, preguntando activamente las sensaciones y frustraciones que la plataforma le pueda generar. Así se aseguran que cada versión o cambio es bien recibido y evitan cualquier barrera que pueda crearse.

Carga rápida para evitar frustraciones

De nada sirve trabajar en páginas web con una excelente usabilidad si al acceder a ellas tardan un monton en cargar. Y es que a nadie le gusta esperar una eternidad por consumir un contenido que quizás pueda encontrar con la competencia. Por eso es clave trabajar en la velocidad de carga en el desarrollo de páginas web para romper esa barrera incómoda y perjudicial.

Por esta razón es importante contar con una página web optimizada para los distintos dispositivos: navegadores, tablets y teléfonos inteligentes. Para ello debemos contar con un buen hosting, usar plataformas universales y de fácil acceso, utilizar material ajustado a las exigencias de los navegadores y adoptar nuevas tecnologías y ajustes que nos puedan mejorar la experiencia.

Páginas web fáciles de encontrar

Una buena página web es fácil de encontrar en buscadores como Google, Yahoo! o Bing, y por eso debemos empeñarnos en trabajar desde el desarrollo en el posicionamiento web. No es que no se pueda hacer después de creado, pero si es uno de nuestros objetivos primordiales, lograremos resultados positivos.

El trabajo en posicionamiento web (SEO) requiere de un esfuerzo grande. Si bien con la velocidad de carga y la usabilidad ya allanamos un terreno grande, es importante trabajar en otros elementos: indexación, optimización de textos con parámetros, utilización de formatos y tamaños de imágenes correctos, entre otros.

Desde luego, el trabajo en SEO también debe estar enfocado al usuario, al fin y al cabo no se diseña páginas web para Google o Yahoo!, sino para personas reales. Y eso es lo que en esencia terminará premiando los buscadores.

Marcar la diferencia

Recuerda que ante todo, el trabajo en el desarrollo de páginas web para negocios busca crear un elemento diferenciador con tu competencia. Se trata de competir e ir un paso más allá y por eso es importante mejorar los sitios web para hacerlos siempre amigables con una curva de evolución constante.

Entradas recomendadas