El logo es uno de los principales elementos que configuran la Identidad Visual de una marca, por lo que es importante tomar en consideración cada uno de los detalles que forman parte de su diseño y creación para que este pueda ser efectivo y realmente proyecte el valor del negocio o empresa al que representa.

En este artículo compartiremos contigo algunas claves que pueden ser muy útiles para concebir un logo de ensueño que refleje lo mejor de tu marca y le aporte un verdadero significado.

¿Cómo crear un logo de ensueño?

Existen algunas prácticas y consejos que pueden llegar a ser realmente eficaces si se tiene como propósito crear un logo que muestre lo mejor de una marca y aunque quizás no se trate de una fórmula secreta para lograr este cometido, pueden ofrecer excelentes resultados en este sentido.

Así pues, algunas de las principales recomendaciones que hay que tener en cuenta para diseñar un logo que sea atractivo y memorable son las siguientes:

1. Mantener la simpleza

Aunque la simpleza en muchas ocasiones sea difícil de conseguir, esta suele ser muy útil para realizar el diseño efectivo de un logo, debido a que mientras más elementos se utilicen en la composición, este elemento será más sencillo de comprender y recordar por parte del público. Además, de este modo es más fácil adaptar el logo a diversos tamaños.

Es favorable eliminar aquellos elementos del emblema que no sean estrictamente necesarios, sin por esto renunciar a crear un logo fashion que se grabe en la memoria del público, para lo que hay que dar una respuesta innovadora a los detalles simples, combinando elementos atemporales con algunos que estén marcando tendencia en la actualidad.

Hay que trabajar en función de que la marca se visualice y se destaque frente a otras de la competencia, siendo pertinente que se trabajen líneas claras, además de otros aspectos como los colores del logo, de los que no se debe abusar. Igualmente, se debe procurar que este emblema sea legible en los formatos en los que se utilice.

2. Usar el espacio negativo del logo

Cuando el logo permita relacionar palabras y conceptos, se puede aprovechar su espacio negativo y usarlo como un factor narrativo manteniendo la simpleza para captar la atención y la mirada de la audiencia.

Un ejemplo de cómo se puede sacar provecho del espacio negativo es en el logotipo de FedEx, en el que pueda observarse una flecha entre la E y la X.

3. Hacer un diseño de logo único y personal

Es importante trabajar en la creación de un diseño de logo que mantenga una consistencia con la identidad corporativa para que pueda transformarse en la verdadera cara de una marca.

Lo ideal para diseñar un logo único es añadir un rasgo distintivo que lo vuelva irrepetible, especialmente en el caso de que en este emblema se haya escogido un objeto para representar a la marca, pero este elemento ya fue utilizado previamente por otra.

De esta forma, algunos detalles que pueden usarse para otorgarle un rasgo distintivo al diseño del logo son trazos o hacerle un doblez en un vértice.

4. Aplicar la técnica de diseño Double Entendre

La técnica de Double Entendre, que también se conoce como doble sentido, consiste en un juego entre imágenes y palabras en el que se deja un mensaje oculto para que este sea sugerente y no se muestre a simple vista al público objetivo, de tal forma que será necesario que las personas observen el logo con mayor detenimiento.

5. Vectorizar el logo

Este proceso es ideal para conservar la resolución de una imagen y evitar que se pixele en el caso de que se cambie su tamaño original, tratándose de una excelente alternativa para que el logo se pueda emplear en cualquier medio sin que sufra ninguna distorsión que sea significativa.

En este sentido, el logo debe poder emplearse en Redes Sociales, Materiales Impresos, Sitios Webs, Campañas de Email Marketing, entre otros, cuidando de que se mantenga la coherencia visual de la marca en su diseño.

6. Un logo debe ser simbólico

Los buenos logotipos deben representar a las marcas, reflejando especialmente cuáles son sus valores, misión, clientes o público objetivo, tomando en consideración el nombre de la marca, qué es lo que hace, con qué lo hace y el público al que se dirige.

Uno de los principales propósitos es que las personas puedan asociar este emblema fácilmente con la marca y se sientan más identificados con esta.

Se recomienda jugar con las formas, las siluetas y las tipografías para logos con la finalidad de lograr una verdadera diferencia en el diseño, ya que mientras más simbólico sea este elemento, más fácil se tornará hacer un juego visual que pueda enganchar al público objetivo.

7. El diseño de un logo debe ser atemporal

El diseño de un logo no debe basarse fundamentalmente en las modas y tendencias que se empleen, ya que algunas pueden llegar a ser pasajeras. Por el contrario, hay que realizarlo teniendo en cuenta la esencia de la marca y lo que esta representa.

Al tener un logo que tenga un diseño con carácter atemporal, será más sencillo hacerle algunas modificaciones puntuales, ya que, si este no se ajusta en ningún sentido a la realidad, lo más seguro es que se deba cambiar de manera radical para poder adaptar este emblema a los nuevos tiempos.

8. El diseño del logo tiene que ser adaptable

Los logotipos deben tener la posibilidad de adaptarse a cualquier clase de aplicaciones y tamaños, es decir, que este debe tener la misma visibilidad si mide 1 centímetro o 20 metros, así como si se usa como logo digital. También es importante que sea atractivo tanto si se usa en color, como en blanco y negro o negativo.

Por esta razón, se debe evitar realizar el diseño de un logo muy recargado, ya que, si este tiene muchos detalles, puede ser más complicado que se pueda apreciar bien en tarjetas, elementos de papelería o merchandising.

Además de todas estas claves expuestas anteriormente, también hay que poner énfasis en lo que se refiere a las diferentes interpretaciones que puede generar el logo, ya que en algunas situaciones estas pueden ser muy negativas o incluso ocasionar controversias o rechazo por parte del público objetivo.

Esperemos que después de leer este artículo te atrevas a trabajar en función de crear un logo de ensueño que proyecte lo más significativo de tu marca, así que, si esta información te pareció valiosa, no dejes de compartirla a través de tus redes sociales.

Autor Invitado: Daniela Milla, Escritora especialista en mercadeo.

Entradas recomendadas